LESIONES DE CADERA EN NIÑOS

Una lesión en la cadera puede ser difícil de manejar, tanto para el niño que la tiene como para su padre, madre o cuidador. Es posible que un niño con una lesión en la cadera sienta dolor en la cadera, la ingle, el muslo o la rodilla. Es posible que un niño con dolor cojee o no tenga la capacidad o la voluntad para pararse, caminar o mover la cadera lesionada. Un bebé con dolor puede llorar, estar irritable y presentar otras señales de dolor.

Para comprender mejor los problemas en la cadera, puede ser útil saber cómo funciona la cadera. La cadera es la articulación de “esfera y cavidad” más grande del cuerpo. El hueso del muslo (fémur) encaja justo dentro de una cavidad de la pelvis que tiene forma de taza (acetábulo). La articulación de la cadera es más rígida y más estable que la articulación del hombro, pero no se mueve tan libremente. La articulación de la cadera se mantiene unida por los músculos de los glúteos, de la ingle y de la columna vertebral; por tendones; por ligamentos y por una cápsula articular. Varios sacos llenos de líquido (llamados bursas) amortiguan y lubrican la articulación de la cadera, y permiten que los tendones y los músculos se deslicen y se muevan con facilidad. El nervio más grande del cuerpo (nervio ciático) pasa por la pelvis hacia la pierna.

Lesiones en la cadera

Es posible que ocurra una lesión repentina (aguda) a causa de una caída sobre una cadera, un golpe directo en una cadera o en la rodilla, o una torsión o flexión anormales de la pierna. Las lesiones agudas incluyen:

  • Distensión muscular en la cadera, en la ingle o en el glúteo.
  • Moretón (contusión) de los músculos de la cadera. Es posible que ocurran moretones profundos en los músculos con otras lesiones en la cadera. También es posible que haya sensibilidad y espasmo muscular.
  • Dislocación de la cadera , fractura de cadera o fractura pélvica. Las dislocaciones y las fracturas de las caderas y de la pelvis no suelen verse en niños, a menos que haya ocurrido una lesión grave (como un accidente automovilístico).
  • Fractura por avulsión . Esto ocurre cuando un tendón o un ligamento se desprende de un hueso a la fuerza y hace que se desprenda un trozo de hueso.

El tratamiento de una lesión en la cadera depende de la ubicación, el tipo y la gravedad de la lesión, así como de la edad del niño, su estado de salud general y su nivel de actividad. El tratamiento puede incluir medidas de primeros auxilios; aplicación de un aparato ortopédico, un yeso, un arnés o tracción; fisioterapia; medicamentos o cirugía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *